13 de abril de 2007

Hijos del Rigor

Se solicita:

Un enemigo en común
que ataque,
que destruya,
que persiga.

Una guerra interminable,
varias generaciones de muertos,
millones de refugiados.

Tal vez así, y sólo así,
valoremos nuestra Tierra.

4 comentarios:

Marilia de Dirceu dijo...

Algunos no saben valorar lo que tienen hasta que lo pierden...

Eso significaría que nunca podrán valorar el Amor de Dios...

fah!

safo dijo...

mire... si no nos podemos respetar entre nosotros....

....la veo difícil.

Patto dijo...

Marilia de Dirceu: groso...

safo: Cambie los lentes, pues.

Ary dijo...

Falta una guerra de todos contra todos y la completamos.