30 de abril de 2007

Del caminar...

Florida, 7:43 AM.:

Veo la Loca Buena, al Amigo de la Primaria, al Vendedor de Entradas de Cine, al Compañero de Trabajo Envidioso, a la Mala (siempre hay una mala), a la Amiga de la Mala (que nunca es TAN mala como la mala), al Tío Buena Onda (que siempre es por parte del padre, no me pregunten por qué), al Enfermero, al Bombero, al Hijo del Bombero (huérfano en potencia), al Tonto, al Bocón, veo a los Rebeldes Rendidos, veo al que Pasea al Perro (lo veo sin el perro, porque el perro es de otro), al Amigo que Aconseja, al Falso Amigo que Aconseja Mal A Propósito (porque nadie se equivoca dando concejos), veo a los extras, cientos de extras, pero no veo al protagonista.
No lo veo porque me gusta pensar que soy yo.
(Oh, sí. No saben lo bien se siente)

Podría ser el Buen Pibe Que Quiere Conseguir un Trabajo (drama), o un Inventor Fracasado (infantil), podría ser simplemente un perdedor que comienza el rodaje colgando en el borde más profundo de su "L"(comedia). Podría ser el héroe que sabe pero no hace (ese que te da bronca, pero que al final hace. estúpidos guionistas débiles...), o el que no sabe y hace (el clásico!), o también el que sabe y hace (nadie los quiere tanto como a los otros)... o el antihéroe, el que no sabe ni hace (imposible para plasmar en una pantalla. Dificultad extrema).

Esto de jugar a quien podría ser, es como jugar a "¿Qué harías si te encontraras un millón de dólares?
Con la diferencia que todos tenemos un millón para invertir.

:)

24 de abril de 2007

Del miedo...

El miedo es parte de la vida.

Desde el momento en el que nacemos ya tenemos algo que perder (la vida misma, única e irrepetible). A partir de ese miedo original -que surge varios años después, cuando somos conscientes de nuestra limitada existencia- y a partir de todas las posibilidades que tenemos (más en esta etapa de la vida en la que todavía no estamos atados a grandes responsabilidades) las variaciones y las posibilidades parecen casi infinitas.
A partir de esto una persona inteligente (pero oscura) podría pensar en todo lo que se pierde por elegir sólo un camino.
Infinitas posibilidades que caen descartadas por sólo una elección. Una elección que podría no ser la "correcta".
Y no hablo sólo del amor, hablo de todo lo que hay en la vida.

Pero esa visión te come por dentro y te pudre las tripas.

Alguien con semejante percepción de la totalidad del universo y sin el equilibro de un enfoque iluminado, puede derrumbarse mucho profundamente que alguien que jamás abrió los ojos.
Una vez te pregunté, "¿Qué preferís, ser ignorante y feliz o saberlo todo y ser infeliz?" Vos dijiste que querías ser feliz y a la vez ser consciente de todo. La única manera de lograr eso es con una mente iluminada. Y cuando hablo de iluminación no hablo de inteligencia (porque esa ya tienes de sobra) hablo de acompañar las mareas de pensamiento con un criterio distinto. Este criterio del que estoy hablando no puede ser descrito en un mail, o en un párrafo escrito. De todas formas no hace falta que te lo explique, porque ya me conocés y sabés de qué hablo. Pero tenés miedo. Tenés miedo de desilusionarte ante eventos "malos" no esperados o ante las decisiones "incorrectas".

Bueno, cuando lo comprendas completamente, vas a descubrir que no existen cosas "malas" o decisiones "incorrectas". Todas son oportunidades que abren las ramas del futuro. Cada paso que das no puede ser desecho, y cada paso que das es importantísimo en sí mismo. Los errores son tan importante como los aciertos, porque son resultados de aquellos que arriesgan y se juegan por lo que sienten mientras están acá.

Podés estudiar una carrera durante muchos años, y tal vez en el futuro no trabajes de lo que estudiaste. Pero te aseguro que todo lo que aprendiste te va a servir hasta el día que te mueras. Incluso hoy, que estás cursando varias materias, no podés asegurar que te vas a recibir. Podrías empezar a tener pesadillas en las cuales te ves obligada a abandonar la carrera o a cambiarte por otra. Acaso te vas a lamentar de haber estudiado todos estos años? Te vas a arrepentir? No. Cada cosa que aprendés te eleva y amplia tu visión de mundo y las personas. Esa visión en sí misma es lo que te puede salvar de hundirte en la ignorancia o en la desesperación. Tenés que usar tus conocimientos para levantarte aún más, y mirar el cielo por encima de las nubes de tormenta.

Y, al final, cuando estés del otro lado, te vas a dar cuenta que no hay nubes ni tormenta, sólo son tus ojos los que se nublan con los miedos que brotan desde la mente lógica y calculadora, que sufre por tener que elegir entre las infinitas posibilidades. Que sufre y se relame un dolor potencial de potenciales resultados de decisiones supuestamente erróneas.


Y yo sigo acá, sonriendo y amándote.

22 de abril de 2007

Delirao

Hoy tengo flautulencias. Pero eso no es lo que quiero decir. Quiero decir, las tengo por un motivo que voy a comentar, pero ese motivo tampoco es lo que quiero decir.

Este fin de semana vi muchas películas -muchas son 4 películas + 5 capítulos de series de TV que adoro- y he llegado al domingar una deducción -en el momento en el que fui a comer a la casa de mi abuela, persona amable y venerable, última representante de su generación en nuestra familia- deducción, decía, deducción del deducir, pensar o descubrir que -incluso a mí, soñador de sueños mojados y paracaidísticas- yo también puedo quedar atrapado/enredado/envuelto en una serie de acontecimientos ficticios predecibles devoradores de mi tiempo establecido como TiempoLibre: tiempo en el cual hago lo que quiero/puedo sin tener que cumplir con las obligaciones contractuales.

Esta serie de acontecimientos me han dejado un embotamiento digno de horas extras. Pero aún así, los ravioles de verdura -y hablo de verdura porque los canelones fueron cancelados debido a la falta de ricota- fueron los responsables de purificarme. Me llevaron de paseo -a través de su delicado sabor a verdura- a la misma habitación/mente en/con la cual comí tantas veces los mismos ravioles. Me devolvieron al oh, placer de novicio. Del No-Responsable, niño mochila que yo he sido.

Viaje con tuco que me ha devuelto a mi condición original. A mi primera huella. Por lo tanto me siento en la obligación de agradecer públicamente a la última sobreviviente de la generación MescapodelaGuerraChauu de mi sangre de haber hecho posible que viaje en el tiempo a través de sus ravioles de verdura -que no fueron canelones de ricota por la escasés de lácteos-.

Que la paz y los lácteos se derramen sobre todos ustedes.

Y que así sea.

19 de abril de 2007

Pregunta

Todas las mañanas,
háganse esta pregunta:

"¿Si hoy fuese el último día de mi vida,
querría hacer lo que voy a hacer hoy?"



17 de abril de 2007

De la tragedia...

(Del lat. tragoedĭa, y este del gr. τραγῳδία).
Obra dramática cuya acción presenta conflictos de apariencia fatal que mueven a compasión y espanto, con el fin de purificar estas pasiones en el espectador y llevarle a considerar el enigma del destino humano, y en la cual la pugna entre libertad y necesidad termina generalmente en un desenlace funesto.
-Real Academia Española.

Vivimos actuando,
construimos escenarios
escenarios bomba
que estallan otros escenarios
en el nombre de nuevas obras.

Morimos actuando
representando
el papel moneda
hasta el final.

Y nadie aplaude
porque
horrorizados
y
entumecidos
olvidaron
cómo espectar.

13 de abril de 2007

Hijos del Rigor

Se solicita:

Un enemigo en común
que ataque,
que destruya,
que persiga.

Una guerra interminable,
varias generaciones de muertos,
millones de refugiados.

Tal vez así, y sólo así,
valoremos nuestra Tierra.

9 de abril de 2007

Del día de hoy...

líderes democráticamente selectos,
en su afán por aplanar las quejas de los trabajadores,
usan y abusan de las Brutas Fuerzas Públicas,
para callar
los ánimos
y la vida
de los maestros.


5 de abril de 2007

Del Progreso 2 ...

Antes,
cuando la mancha negra
sepultó mis adoquines.
yo no super que hacer...
yo no super que hacer...

Pero ahora,
más que nunca,
Gaia
mi Tierra
mi Amor,
me dice
"PRESENTE"




Cómo te cabió Señor Progreso.
Cómo te cabió.

Soy feliz.
Posted by Picasa

4 de abril de 2007

De los perros y los gatos...

Siempre tenemos la impresión de que los perros son más estúpidos que los gatos. Pero en estado salvaje, o sea, fuera de los cuidados de una familia humana, estos animalitos -los perros- se comportan muy distinto (Saben mirar más allá de sus patas y van a donde quieren ir. Son más fríos, astutos y más independientes.)
En cambio, los gatos se comportan casi siempre igual, ya sean salvajes o criados.

¿Dónde está la diferencia? ¿Por qué cambia tanto el comportamiento de los perros mientras que los gatos no modifican sus mañas?

Consideremos entonces que los perros son mucho más emocionales que los gatos. Por lo tanto pueden establecer vínculos mucho más profundos con los humanos que los crían. Esto los envuelve en una relación inquebrantable. Por otro lado, los gatos siempre mantendrán su distancia e independencia pero nunca sentirán aquella relación simbiótica.

¿Qué prefieren ser, perros o gatos?


3 de abril de 2007