20 de marzo de 2006

La ofensa

La gente ofende, la gente se ofende. Che, Yo soy la gente, Vos sos la gente

(así que hagámonos cargo)

 

Ayer ofendí a un amigo. Lo conozco hace 15 años y le hice muchas jodas, pero recién con ésta se enojó (no por acumulación, no soy tan jodón) y se calentó mucho.

Sé que van a preguntar asi que comento lo que hice: modifiqué el comentario que surge al lado de su nombre en el msn con el siguiente comentario: "Soy gay!" que duró unas 8 hs puesto (aproximadamente).

 

Me disculpé y le dije que no lo iba a hacer más -cosa que voy a cumplir- pero me quedaron dudas,

 

¿Hasta que punto es de inteligente ofenderse?

¿Hasta que punto es de inteligente defender una idea que no es nuestra?

¿Quién es más imbécil, el que se ofende o el que ofende?

6 comentarios:

YoJimena dijo...

Hay momentos en los cuales vuela una pelusa y eso nos pone de mal humor.
Hay dìas que nada los puede opacar, ni la broma inocente de un amigo.

Creo yo que el tema esta en el contexto de tu amigo, que hizo que se lo tomara tan mal.

Si bien no te justifico, no creo que sea tan tremendo lo que le hiciste.

Sebastián dijo...

Lo que no entinedo es cómo tenés acceso a cambiar el mensaje de tu amigo... ¿Lo hackeaste???
Ese hecho es el que me enervaría más de lo que hayas puesto. O sea, si soy gay o no, eso lo sé y me importa poco lo que genere, pero el tema de la privacidad, ahí sí...
Ofenderse para mí no tiene que ver con la inteligencia, no son cosas comparables. Es algo visceral porque considerás que el otro se zarpó o pasó un límite tácito. Seguramente que el que lo pasó es la prueba viva de que era demasiado tácito... Ja.
No creo que ninguno de los dos sea imbécil, y todo depende de cada caso en particular, acá simplemente le daría tiempo a que se le pase al ofendido y listo. No se lo puede culpar. Si uno jodió y tuvo un resultado inesperado, bueno, no se va a morir nadie pero hay que aguantarsela.

Saludos.

Patto dijo...

Yojimena: Puede ser... el tema es que si hubiera estado mal, me lo hubiera dicho.

Sebastian: simplemente estabamos en su piesa y se lo cambié ahi nomas.

De todas maneras mi intención era hablar de la ofensa en general. Lo de mi amigo era un mero ejemplo, pero se coparon jajaja.
PD: "Por suerte" ya se le pasó la calentura.

Sebastián dijo...

Es que cada ofensa tiene su contexto para poder entenderse. No creo que haya una noción objetiva de ofensa sobre la cual hablar.
Saludos.

Anónimo dijo...

Si vas a patear al tigre en el trasero, mas vale que estes preparado a enfrentar sus dientes cuando se de vuelta...



si ya se, no viene mucho al caso, lo q hiciste no fue tan grave como patear un tigre jajajaja... y le sujeto en cuestion dista mucho de tener la peligrosidad de un felino de ese tamaño...
Pero el hecho es que no imaginaste las consecuencias de la joda, ni el caracter delicado de tu amigo.

btw: la frase no es mia es de tom clancy, esta en la tapa de uno de sus libros.

otra cosa, si, con lo de tom clancy deje al descubierto mi identidad!ufffffffff

Patto dijo...

Sebastian: Tal vez sea cierto... no sea posible abstraerse en una generalización idealista.

Anónimo: Claramente las transformaciones han dejado fibras sensibles, lo cual no es necesariamente malo. UFF... de pronto siento que alguien me está revisando los cajones.