6 de marzo de 2006

Deseos de combustión

Un amigo me comento una frase muy interesante. Tan interesante que no podría citarla exactamente, pero les puedo brindar una buena aproximación:
 
El hombre vive su vida pensando que va a vivir dos veces.
 
Lo cual me hizo reflexionar,
 
Somos demasiado prudentes (disculpe que se lo diga)
Somos demasiado considerados (espero no le moleste)
Somos demasiado amables (que tenga un buen día)
Somos demasiado pensantes (si, analizo mi mente)
 
¿No les parece que ya es hora de matar al miedo?
 
- ¡Patitooooooo despertate! vas a llegar tarde al trabajo.
 

6 comentarios:

Carlu* dijo...

mucha razon pato..

nose para que pensamos que tenemos dos vidas para hacer las cosas que queremos...postergamos deseos, fantasias, por el simple hecho de pensar que tenemos tiempo.



saludos!

Sebastián dijo...

Mmmm, estoy de acuerdo con vivir la vida a full pero no creo que eso implique no ser amable con los demás. Al contrario, creo que una de las cosas que hacen del mundo una mierda en muchos aspectos es justamente la falta de respeto y buen trato con las demás personas. Ese vivir en una burbuja y no importar un carajo del que está al lado.
Mi vivir a full pasaría por conocer y conocer más gente que fuese sensible y amable porque le sale del corazón, no por miedos.
Saludos!

YoJimena dijo...

Eso está bien, siempre y cuando no se confunda miedo con respeto. Hay ciertas cosas a las que hay que tenerles respeto.

Imaginate que le perdes el miedo a meter las manos en los cables, sin cortar primero la luz. Cuanto te dura lo valiente ?
Y el mar ? ese es otro al que hay que tenerle respeto.

Lo que pasa (creo yo) es que los terminos se confunden.

No se puede "living la vida loca ... "

Patto dijo...

Carlu*: Tú lo haz dicho.

Sebastián: Justamente, yo hablo de esa amabilidad generada por el temor a ofender a las personas y quedar mal. Hablo de que estoy cansado de que la gente se ofenda de idioteces. Hablo de que todos perdieron de vista lo importante, y se quedan rumiando detalles. Mi hermana trabaja en wallmart.y hay una regla que dice que si te cruzás con alguien tenés la obligación de sonreír. Si me levanto con cara de orto, fue, tengo cara de orto hasta que se me pase. No la escondo.

YoJimena: Hablar de respetar las cosas no me agrada, me da la sensación de que elevás a las cosas como si fueran dignas de respeto. Hay que saber utilizarlas, y si uno no sabe, andar con cuidado.

Sebastián dijo...

No concuerdo, Patto.
Yo, cliente, no tengo la culpa de que te hayas levantado cruzado y no tengo por qué comerme tu cara de orto o falta de amabilidad. Si no podés separar eso en tu trabajo pasa a ser un problema tuyo y no estás trabajando bien. Cada persona debe hacerse cargo de sus mambos y el otro no tiene por qué tener que soportarlos.
Onda, con tus amigos hacé lo que quieras, pero si terminás haciendo como el empleado de la Fundación Garraham del post de Jimena, estás afectando mal a muchas personas y hasta a tu propia institución. Si eso no te importa es decisión tuya pero no creo que eso contribuya a un mundo mejor...
Saludos.

Patto dijo...

Por suerte yo no trabajo con contacto al público. De hecho, soy mucho mas eficiente y me siento mucho más cómodo trabajando con poca gente.

No defiendo mi actitud. Simplemente soy el que soy.