24 de septiembre de 2008

Juguetes








Juguetes,
lo primero que te regalaron,
juguetes.
Te los compran ellos,
los Grandes,
y jugás.
Jugás a la Mamá,
al Papá, a la Familia,
jugás a la Guerra
y siempre querés más.

Más juguetes.

Porque no te alcanzan,
lo juguetes no te alcanzan,
después de un tiempo,
te aburren, siempre los mismos,
y los rompés, y llorás,
llorás llorás llorás y llorás,
llorás hasta que los Grandes
llegan con más juguetes:
una casa, un auto, un barco,
ropita para la muñeca, ladrillos,
helicópteros, fusiles, mascotas,
etcétera de juguetes.

Y el tiempo pasa,
y los juguetes cambian,
y los armarios quedan chicos,
y los juguetes rebalsan,
se amontonan,
llenan todas las cajas,
todas las grietas,
y se pierden.

Y el tiempo pasa,
y querés más juguetes,
mirás los juguetes de tus compañeritos
siempre son mejores,
siempre más grandes,
siempre más nuevos,
que los tuyos.

Y el tiempo pasa,
y jugás solo,
sólo jugás,
sólo te fugás
sólo con tus juguetes,
hasta que te caés de maduro,
y de pronto sos,
otro Grande,
con G mayúscula,
y aprendés a conseguir
tus propios juguetes,

Pero seguís queriendo más
más juguetes,
ahora un celular, zapatillas
más ropa, una computadora,
un auto, una casa, un barco,
otra casa, dos perros,
otro auto más grande
para llevar más juguetes

Y el tiempo pasa,
y seguís jugando,
jugás a manejar,
a pagar los impuestos,
jugás a votar,
pero a la larga te aburrís,
jugás a la boda,
a los regalos,
a las listas,
al color del mantel,
plato principal y mesa de dulces,
jugaste a coger,
a sentir,
a golpear,
jugás a la mamá y al papá.

Entonces le enseñas
a tu juguete preferido,
cómo se debe jugar,
y lo amamantás a plástico de juguete,
lo inflás y lo inflás de plástico
durante años,
y el tiempo pasa,
pero te aburrís,
y querés jugar a otra cosa
algo nuevo,
algo que sea divertido,
y así,
los juegos pasan,
los juguetes pasan,
y un día,
te compran una caja,
con tu plata de juguete,
y te guardan en ella
como un juguete viejo
un juguete roto,
un juguete muerto.








11 comentarios:

JuanT dijo...

Sin dudas, conseguís lo que buscás: en mi mente hay una vocecita que grita "no, esto no es un juego, esto es una vida, no se puede sustituir, no se puede comprar, no es un juego"

A veces jugamos al juego porque es más fácil, más llevadero. Tengo que creer que puedo escapar del juego, si no me moriría de inanición. Pero realmente no sé si se puede.

Don físico dijo...

Un post bastante dark, con un final realmente ácido. En favor de los juguetes y de los juegos repito lo que mi profesora siempre recalca que jugar es una de las cosas más importantes a la hora de todo acto creativo, sea este artístico o no. Yo creo en verdad que en realidad nos falta más jugar, e inclusive considerar la vida como un juego o a uno mismo como un juguete (del destino y/o con propia voluntad) a veces nos vendría bien para no estar tan serios, para estar más relajados y disfrutar la vida que es lo más importante.

Dragon de Azucar dijo...

Dicen por ahí que la única diferencia entre un chico y un grande es el precio de sus juguetes. Yo estoy totalmente de acuerdo con ello.

Saludos

Don físico dijo...

Lo del precio de los juguetes es discutible, hay cosas realmente carísimas para los chicos hoy en día. Por supuesto, hay cosas que los chicos no pueden disfrutar, como por ejemplo autos, que si también los podemos considerar juguetes entonces la mayoría de esos sí que superan el precio del juguete más extravagante y caro de un chico.

Luna dijo...

Excelente paralelismo.Jugamos a jugar, jugamos a vivir, vivimos como si las cosas fueran de juguete, como si los otros lo fueran. Somos niños caprichosos que pretendemos juguetes caros, lo que está de moda, lo último, creyendo que lo merecemos todo. Será tiempo de madurar.
Saludos!

Julián dijo...

ERROR. Lo primero que te está esperando son los escarpines. Lo primero que te regalan es ropa, no juguetes. Empezá de vuelta tu texto que te perdono.

Okey.

yo dijo...

Creo que tiene más que ver con la avaricia...la acumulación de cosas (y a veces de personas), siempre queriendo más y más y más.
Nunca estamos satisfechos
Pero una vez estuve satisfecha con mi vida y pensé que no necesitaba nada más y entonces decidí que me podía morir en ese momento. Creo que tenía 22 años.

saludos!

Manco Cretino dijo...

¿Quièn quiere ir a jugar a casa?
Mi mamá prepara la leche a las 5. Podemos jugar al Mecano, que me regalaron el otro dìa, luego de esperarlo durante 20 años!! (ahora voy por el Cerebro Mágico).
Añorando... Manco Cretino.

Verbo... dijo...

:( Uhm !!

Siento que el blog es mi juguete,
saludos ♥

Don físico dijo...

Verbo: Con esa foto de perfil me parece que otra cosa es tu juguete, jeje.
(Bromita, espero no se ofenda)

Patto dijo...

JuanT: Muchos creen que pueden escapar al juego, comprando más juguetes...
Yo lo único que sé, es que las cosas así como están no me gustan, y lo voy a decir hasta el día que me muera.
NeA
(Nos estamos Agradeciendo!)


Don físico: Es cierto, necesitamos jugar. Pero el problema es cuando nos tomamos el juego en serio, cuando el juego es algo impuesto. El problema es cuando nos olvidamos que podemos dejar de jugar, si queremos.

Dragon de Azucar: Es la primera vez que lo escucho, pero me encanta, es una de las cosas que estoy tratando de decir!

Don físico: jajajja se ve que ya te estás preparando para traer un nuvo y flagrante "peque-físico"
;)

Luna: Mas que madurar, yo diría CRECER ! Darnos cuenta que los juguetes son sólo eso, juguetes, y que los juegos no deben ser tomados en serio.

Julián: uh... man, no me digas eso, me tirás todo abajo... con lo que me costó!
(lo tendré en cuenta para futuras poesías, okey)

yo: Sí, creo que la avaricia la aprendemos de chicos, no es natural, no es propio del ser humano, como muchos dicen. ¿Semejante satisfacción? ¡Qué envidia! Y qué peligro! No sé si me has leído antes, pero mi firma dice: EL DÍA QUE ESTE SATISFECHO, ME DARÉ POR MUERTO.

Manco Cretino: ¿Los mecanos no se comían?

Verbo...: Es una manera de verlo...
¡Bienvenida!

Don físico: jajaja desvirtuador!