8 de octubre de 2007

Gotas de a letras





Cuando llueve -como ahora- abro la ventana para que el sonido de la lluvia inunde mi habitación.

Entonces
me duermo,
pensando que
tal vez,
algún un día,
entienda el lenguaje del cielo.






7 comentarios:

Don físico dijo...

Solo escucha lo que las gotas tiene que decir.

Ary dijo...

Y después soñar que caminas con alguien y caminás y caminás... hasta que tenés mucho calor y no caminás más pero vas subiendo, siempre alguien te acompaña pero no dice nada.
Te encontras con mucha gente en un lugar lleno de brazos que tienen manos y te acordas de la cueva de las manos pero no es ese lugar es otro donde los movimientos son lentos y las cosas tienen la sensación de unidad. Llegan muchos, muchísimos, llegan más, hasta que no se aguanta y caes, caes caes, hay alguien que va cayendo al lado tuyo pero no dice nada, abajo ves que se viene algo que podría ser una persona, se acerca, se acerca se acerca y te zambullís de cabeza como en un pileta.
Te despertás y pensás que no soñaste nada, te vestís y te vas al laburo.

Lau dijo...

nunca voy a entender el lenguaje de las precipitaciones... no son aptas para este país ( o no somos aptas para ellas)

Saludos! :)

JuanT dijo...

No lo había leído no, coincidimos un poco en los sentimientos, supongo que elegimos expresarlo en más o menos palabras, inconscientemente quizás, pero con la misma idea.

A veces, leer a otros es leernos, es verdad.

Saludos, nos estamos leyendo (infaltable, ¿no? :p)

Patto dijo...

Don físico: El problema es saber cuales gotas son para mí.

Ary: ¡Qué bueno sería poder despertar y recordar eso! ¡Qué bueno sería!

Lau: Sólo puedo aconcejarte que no tomes conclusiones precipitadas.

JuanT: ¿Habrá sido la misma tormenta? Para mí sí. Nos leeremos, salutes!

Gustavo Camacho dijo...

Anoche mismo deje la ventana abierta para que la lluvia inunde mi habitación y ahora... siento un ahogo!!!.

Patto dijo...

Dicen que Dios apreta, pero no ahorca.
Ahora, con la Madre Naturaleza no se jode...

xD