8 de junio de 2006

(eAyeM Vol 2) Posesivos

"¿Tanto nos cuesta querer sin poseer?

Poseer
Es interesante una de las definiciones que ofrece la RAE respecto a este verbo:
3. tr. Dicho de una persona: Tener relación carnal con otra.
Esto me lleva a aplicar, por primera vez, una diferenciación entre los sexos.
Nos enseñaron que los hombres poseen a las mujeres, no las mujeres a los hombres.
¿Por qué?
Detesto caer en generalizaciones, pero los hombres poseen a las mujeres porque no logran unificar a la mujer como una totalidad. La belleza femenina ejerce una terrible fuerza en ellos, dejándolos ciegos. Si a esto le sumamos su educación social y su impronta, ellos no tienen posibilidad de liberarse. Su sed carnal está socialmente aceptada y concentrada en un único punto: el genital. Recuerdan su apetito constantemente, ciegos de emociones hasta que, en algún momento, la encuentran. Aparece una mujer que no sólo lo satisface sexualmente, si no que despierta sus emociones y sentimientos.
Sentimiento que jamás fueron puestos a prueba ni nutridos o equilibrados antes. Sentimientos que pueden desequilibrar fácilmente al hombre. Si piensa "haber encontrado un tesoro", puede pisar involuntariamente la individualidad de ella. Luego, siguiendo con la misma línea de pensamiento del "tesoro", nacen los miedos. Miedo a ser robado, lo cual produce ese amor obsesivo y celoso (posesivo). Si el hombre detecta en ella rasgos de individualidad, el miedo a ser "robado" pasa a ser la inseguridad de ser "reemplazado" por otro.
No posea. No se sienta dueño de nada. Ni de éxitos ni de fracasos. Ni de hombres ni mujeres. Las cosas suceden, transcurren y desaparecen. Todo pasa, excepto uno mismo.
Pero esto no es una excusa para no sentir nada. Es todo lo contrario. Aprenda a sentir en el ahora. Por más que la llama de la vela no sea eterna, no menosprecie su luz."


2 comentarios:

Sebastián dijo...

Describe muy bien todo lo que veo a mi alrededor. En mi caso la diferencia quizás es que el deseo carnal no me nubla de esa forma y me gusta satisfacerlo con personas que me muevan otras cosas aparte de las cachas.
Saludos.

Patto dijo...

Si, lamentablemente tuve que caer en una generalización para poder expresarlo.
Odio las generalizaciones, pero esto es algo demasiado común como para ignorarlo.