7 de marzo de 2010

Geometrìa

.
.
.
.
.
.
El
amor
es
una
lìnea
recta
.
.
.
.
.
.
Infinita sucesiòn de puntos perfectamente alineados.



7 comentarios:

Horacio Gris dijo...

linda definición, aunque imagino que la pasión iría más en zig zag, no?

saludos!

Gona dijo...

la pasion se iria de infinatas formas tipo camino sinuoso.

Hace mucho no te leia, me alegra volver a hacerlo

Para botellas no hay como la del vino dijo...

Yo creo que en todo, no se llega a un punto sin pasar por todos los puntos anteriores. Sean estos en linea recta como no... sea la recta en un plano ortogonal como en una botella de Klein..

simple y complicado... dijo...

Me gustó mucho el concepto! Creo que yo estoy trazando una ahora mismo! :)

Dragon de Azucar dijo...

¿Hago el chiste ovbio? ¿No lo hago? ¿Lo hago? ¿Si? ¿No?

Bueno, no.

Felicitaciones.

Saludos

Don físico dijo...

¿Recta hasta donde? Yo en cambio, coincido que es mejor las curvas, quizás por ser hombre, je.

Patto dijo...

Horacio Gris: sii, en toda dirección, siempre y cuando se invierta y/o modifique a buen ritmo. Claro que hablaba del amor.

Gona: Tal cual, pero
dije amorrrr, no pasión!

Como estamos con la botella eh!: No, es posible "saltar" de un punto a otro sin pasar por todos los intermedios. ¿Cómo? Empleando una dimensión adicional.

Simple y complicado...:
jaja sí, se notó en tu blog.

Dragon de Azucar: me quemé el bocho y no sé cuál es el chiste obvio, hacelooooooooooooo porvavó!!!

Don Físico: Claro, claro, no hay como una buena curva para las manos. Pero el amor va derecho al pecho!