8 de abril de 2008

De la Paciencia


paciencia (del lat. «patientía»)
1 f. *Tranquilidad para *esperar: Aguante, calma, espera, *tranquilidad. Ó A su tiempo maduran las uvas. Ó *Aguantar. *Conformarse. *Flema. *Perseverar. *Serenidad. Ó *Impaciente.
2 Capacidad para padecer sin rebelarse o sin desesperarse. Ô *Conformidad, resignación. ¤ Capacidad para *aguantar cosas pesadas o molestas.
3 Capacidad para hacer cosas *minuciosas o *pesadas: ‘Tiene mucha paciencia para deshacer nudos’.
Diccionario del Uso del español de María Moliner




Estaba esperando en la cola de la caja rápida de COTO –para aquellos que no saben que es COTO les comento que es una cadena de hipermercados medio explotadores en el cual no me gusta comprar pero tiene cosas que no se encuentran en otros lados (y en esos otros lados tampoco tratan muy bien a sus empleados asi que compro), y la caja rápida es aquella en donde sólo se pueden comprar hasta quince productos (lo que deja ver lo irónico de su definición, dado que se generan más facturas por menos cantidad de productos, lo cual genera más demora)- entonces veo adelante a una ancianita con movimientos duros y toscos –como los que hace el cuerpo cuando empieza a fastidiarle eso de estar vivo- la anciana demora y demora de mo ra y de mo ra.
Y yo pienso: Cuando nació esta señora no existían los supermercados, y menos los hipermercados. Antes iba al almacén y pedía –a viva voz, pero sin cantar, tampoco exageremos- lo que necesitaba. El almacenero hacía las cuentas a medida que los productos se acumulaban sobre el mostrador -que se limpiaba automáticamente con el roce continuo de la mercadería-, abría una libreta y anotaba los gastos de la señora –que la conocía desde hace muchos años, porque antes, todos siempre pero siempre se conocían desde hace muchos años ya- y la señora se marchaba.
En este caso, su identidad, su cuerpo físico -y el espiritual también, aunque no viene al caso- representaba toda la garantía que necesitaba el almacenero para entregar la mercadería sin percibir ganancia alguna. Piensen por un instante, la señora sólo tenía que apoyarse en el mostrador y verbalizar su intención de compra. Nada de perderse en Gondolandia con un chango –carrito de supermercado que dispone de cuatro ruedas (en el mejor de los casos) que sostienen una reja en forma de caja para colocar los productos mientras se pasea por los interminables y excesivamente iluminados pasillos sin tiempo de un supermercado- esquivando toda clase de humanos obtusos con maniobras agudas y sin perder la esdrújula de la dirección.

Piénsenlo así: la palabra y la presencia física –cosas que son muy difícil de olvidar al salir de casa- eran todo lo que se necesitaba para efectuar la compra.
Pensé todo esto -y muchas cosas más que pueden transformarse en rebaños de posts o en alguna novela de no menos de 600.000 palabras-, y llegué a la conclusión de que en los último años de su vida el PROGRESO arrasó con su almacén para reemplazarlo por este inmenso y estúpido monstruo producto de un cerebro de intestino que quiso hacer una réplica tercermundista wallmarteño. « Pobre señora » pensé, y pasé el peso del cuerpo a la otra pierna. ¿La paciencia?
En este caso, infinita.

9 comentarios:

Don físico dijo...

Sugiero la practica de Tai Chi Chuan para que en este tipo de caso uno no se canse mientras esta parado.

Lau dijo...

Y....ahora todo es más impersonal...aunque debo admitir que a mi me gusta elegir en soledad y sin que nadie me mire con cara de "y dale nena que no tengo todo el día!".
Pero para la señora debe haber sido un gran cambio.
La paciencia es aquello que más necesitamos en la actualidad (en colectivos, subtes, supermercados, bancos etc.)y nos tenemos que repetir "debo ser paciente" casi todos los días. En esos momentos aprovecho para filosofar (porque no puedo hacer otra cosa) y después me agarra ansiedad porque la filosofía me hizo pensar demasiadas cosas (negativas). Ufa!

Saludos!:)

Erika dijo...

jaja
te falto esta definicion: paciencia = paz-ciencia (hay que leerlo junto).
saludos!

Erika dijo...

Acabo de ver lo que habías publicado respecto de las retenciones a las exportaciones!!
Si bien no conozco exactamente la situación de Argentina, tengo algunas ideas al respecto, (soy estudiante de economía tb).
Lo que he podido observar de este recurso a corto plazo, es que es importante, muy importante, el contexto en el que se aplica la política.
Por ejemplo, en el marco de un régimen de flotación cambiaria y de déficit estructural en el balance de pagos, puede pasar que los exportadores tengan una gran capacidad para manejar el valor del dólar. En este contexto son capaces de transferir las retenciones a la sociedad a través de una suba del tipo de cambio q absorba el peso de la retención (esto se puede lograr, por ejemplo, subfacturando o difiriendo la liquidación de divisas, depende del pais en cuestion qué tanta libertad tienen los exportadores para hacer esto pero por lo que he visto me parece que, por lo general, se puede hacer). De todas formas, tambien pueden afectar por vía de los precios al conjunto de la sociedad.
A todo esto, me parece que basado en algun razonamiento similar a este (quizas no tan simplista=), es que la Federación Agraria Argentina dijo que la retencion tiene que ir acompañada de instrumentos que permitan una distribución de excedente al interior del sector, como por ejemplo a traves de la fijación de un precio sostén. Me parece bastante razonable la idea.

Erika dijo...

uy mi torpeza me hizo opninar en el lugar equivocado =/
te arruine la organizacion, disculpa, jeje

JuanT dijo...

La paciencia viene cada día en dosis más cortas.
Si sos el """"¿feliz?"""" poseedor de un celular me imagino que tienes una paciencia de unos dos minutos para que te contesten un mensaje de texto, sino te empiezas a preguntar por qué carajo no te han contestado.
Y...bueno, me gustaría tener algo más que decir al respecto, pero lamentablemente todavía no me he despertado del todo.

Patto dijo...

♣ Don físico: ¿Es eso que hacen en las plazas, no? Me vino a la mente toda la fila del supermercado haciendo esos ejercicios en cámara lenta, juaaa!

♥ Lau: jajaja ¿Te gusta elegir en soledad? Y, digamos que antes no había 16 marcas de pasta dental (no se escribir, es dentrifico o dentífrico? ), con dos alcanzaba y sobraba (y la vida era más simple!). Por otro lado, el señor almacenero, debería ser Señor Almacenero de Todo Corazón, amaría su trabajo y charlaría con otra persona mientras vos comparás los productos. Claaaaaaro que todo eso es en un Mundo (verdaderamente) Feliz!
La filosofía te hace pensar muchas cosas negativas?? Estás filosofando mal! :P

♥ Erika: que lío que hiciste!
1 - Me gusta esa definición! nunca la escuché... me la quedoo.
2 - Hum... yo no soy contador (mi hermana sí!) y aprecio tu opinión! (la aprecio, porque realmente no entiendo mucho de marcos de régimen es de flotación! ... los marcos rodean a las puertas, los regimenes son para adelgazar y la flotación puede ser tanto de la coma flotante o de una boya perdida)
- 3 jajaj ahora voy a tener que empezar un blog nuevo!!

♣ juanT: Las triples comillas me dan a entender que no es ironía, es HIPERIRONÍA ajajajja. Sí, soy un infeliz poseerdor de un celular pero no soy infeliz siempre, nomás cuando tengo que hacer algún tramite con Movistar, que tienen el peor servicio de atención al cliente que jamás diseñado.
Pero que tenga celular no quiere decir que corra o me impaciente, tomo lo que me sirve del servicio y no mojo con la marea de ANSIEDAD que ahoga la ciudad.
NeL!
(ahora paso por tu casa, te debo una respuesta!)

Manco Cretino dijo...

Paciencia?
¿¿¿Es la misma que debemos tener en el banco, que ahora está muuuuuuuuuuy tecnificado y supuestamente DESPACHAN a las personas en la caja + (mucho +) rápido que antes con el sellito???
Genial.
Paciencia en tiempos modernos... ¿qué paciencia?

Patto dijo...

Vamos vamos, tranquilo. Tómese esta pastillita, a ver, así, muy bien. Ahora, vaya, descanse.
No se preocupe, todo va a estar bien.