14 de abril de 2010

Excesos




Un exceso de análisis simbólico
de todo lo que ocurre
no es sabiduría:
es tan sólo otro vicio de la mente para alejarnos de la verdad.




9 comentarios:

Don físico dijo...

Como tantos otros!!!

Horacio Gris dijo...

Muy buena reflexión. Yo creo que para estar en contacto con "la verdad" hace falta mas bien dejar a un lado la intelección (que, en teoría, es la que nos permite aprehenderla).

saludos

Julián dijo...

Sí, sí, sí, sí, bárbaro y salvaste con nueve.

Pero tu verdadera tarea como profesional de lo amateur es desnudar al aparato que emite señales (vamos, todos los aparatos lo hacen!) cuando el exceso, como la inevitabilidad eyaculatoria, VIENE.
¿O acaso lo que escribiste no es un análisis? Ay! Carajo y la reputa madre... somos dos!

Somos mil!!!

¿Te ayudo?

José 'Dragon de Azucar' A. García dijo...

No existe la verdad, todo es relativo.

Incluso la vida.

Saludos

J.

Lucy in the Sky dijo...

¿Hay alguien que esté cerca de la verdad?

Manco Cretino dijo...

Algunos se acercan a la verdad a través de algún "exceso de humo" y se pasan de análisis (con o sin bólico). ¿Es un "vicio de la mente"?
Observa... Manco Cretino

Luna dijo...

Para vicio mejor uno más placentero.

Besos

Martín dijo...

¿No será introspección? Quizá algunos lo llamen autismo.
Cordialmente,
Yo.

Patto dijo...

Don Físico: Si, es una máquina de hacer vicios esta cabecita nuestra...
Horacio Gris: Coincido, aunque creo que la intelección sirve, hasta cierto punto. Después de ese punto, tiremoslá al diablo.
Julián: lo que pasa es que el amoblamiento del inmobiliario no puede barnizarse en el interior. Hay que sacar pasaporte y viajar algún puerto -preferentemente ventilado- en aerosol. Sólo puedo usar palabras para transmitir por aquí y, si bien ellas no son la verdad, apuntan apuntan
José 'Dragon de Azucar' A. García: todo es relativo según el observador, no? bueno, busquemos al verdadero observador ;)
Lucy in the Sky: creo que no hay nadie más cercano a la verdad que aquel que reconoce su distancia infinita.
Manco Cretino: Sí, a veces ayuda un "empujón", pero no hay que olvidarse que es un vehículo, no un destino.
Luna: ¿Existen vicios placenteros? es un buen debate ese...
Martín: hmmm creo que la diferencia con la instrospección es que en ésta, observamos en silencio, no titulamos ni relacionamos los conceptos, ideas o visiones que se nos presentan. Simplemente, sentimos. ( bienvenido! :) )