12 de diciembre de 2008

Un poco de caos

Se me ocurrieron dos cuentos que no pienso escribir, pero entre tanto trabajo y trabajo los dedos se rehúsan a continuar -hacen paro de productividad, alzan cartelitos de creatividad- un descanso, un trabajo distinto, me empujan los tendones desde los hombros, y sostienen ladeada la cabeza para crear un texto en itálica, que se acelere y que cada letra caiga en la siguiente como fichas de dominó, de ésos que a vos tanto te gustan.

El primer cuento era sobre un basurero, era el basurero de la casa rosada, un hombre musculoso, fornido, curtido por el pesado trabajo de cargar cadáveres al camión de basura y llevarlos a esos lugares que acumulan basura cerca de otra gente, esos lugares tienen nombre, pero como no voy a escribir el cuento del basurero fornido de la rosada me ahorro el trabajo de hacer las averiguaciones de campo correspondiente -ah, qué alivio- el segundo cuento era tan bueno como el primero -los cuento siempre son excelentes antes de escribirlos- pero en este momento de mi prosa no lo puedo recordar era más mental más sutil, probablemente lo recuerde a lo largo de este texto -o invente otro, que más da- hoy mis dedos están ansiosos por escribir cosas nuevas, los dejo transcribir una reflexión SMS: "la edad no es lo que pesa, es lo que haces con ella" a veces escribo en el celular -ok, fueron sólo tres- parece muy fashion/pornoderno pero el descubrimiento inicial surgió con una necesidad -como todos los descubrimientos- NECESITABA escribir algo, ya saben, a veces las palabras se forman y si uno no las coloca en un lugar menos perecedero que la memoria la culpa se infla como cuando uno tira comida a la basura -hay tanta gente que no tiene para comer...- mi abuela besa el pan antes de tirarlo a la basura, asi que ya saben, si alguno va a buscar un pedazo de pan en la basura de mi abuela sepa que ese pan ha sido besado -tampoco es que tire muchos panes, o dé muchos besos, pero mi abuela es así, imagino que dio más besó a los panes que a mi abuelo- en fin, la necesidad me obligó a usar lo primero que tenía a mano y -como la pij* no puede escribir- tanteé lo que estaba más cerca: mi celular, así que escribí un cuento SMS y me di cuenta que tiene cierto encanto el tener que presionar muchas veces un botón para formar cada letra -no uso texto predictivo, mi literatura no puede ser predecida por una serie de algoritmos de programación (faaaaaaah!)- el hecho de que cada palabra cueste, hace que uno piense mucho lo que va a escribir, entonces -casi sin querer- se forman bloques sólidos y compactos de palabras precisas que condensan todo lo que uno tiene que decir -no como este teclado que me deja vomitar cientos de palabras por minuto, sino, miren el mazacote que se armó- otro ejemplo SMS "me siento libre de la penos necesidad de escribir, podría pasarme horas mirando el lunar de una desconocida hasta hacerlo mío" es ficción de la más fantástica que jamás haya escrito: nunca voy a poder liberarme de esa necesidad.

10 comentarios:

JuanT dijo...

Wow...

Justo coincidimos (otra vez y van...) en escribir textos con lo primero que pasara por nuestra mente, intentando plasmar exactamente todo lo que estamos pensando, y debo confesar que el tuyo quedó mucho mejor que el mío.

El texto está muy bueno, es como un pensamiento vivo, que hace que sienta que te conozco un poco más.

De repente no, de repente es también otro escudo que pones frente a nosotros, el resto, pero no se siente como uno, y por eso van mis FELICITACIONES.

Xlnt

Saludos! NeE
(nos estamos elogiando)

Andreievna dijo...

Los pensamientos son efímeros por más sms, blog o cuaderno de notas. Como dicen Deleuze y Guattari "por eso nos empecinamos en aferrarnos a ideas preestablecidas" (algo así). Y el diccionario del celular. Y la obligación de escribir.
Por eso son más bellos los pensamientos que el producto que en general se logra concretar. Aunque a veces pasa lo contrario... sobre todo cuando el producto significa un encuentro con otras ideas, otras personas...

Patto, al margen, vi que tenés link a la pág de Karina Malpica. Camino gratificante de andar!!

Salud!

Manco Cretino dijo...

Patito:
En el tiempo que te visito a este simpático espacio denominado blog, he aprendido a apreciarte.
Un poco por ser mayor que vos y otro poco por metido, me tomo el atrevimiento de sugerirte (no aconsejo: sugiero) con todo el respeto que me merecés, que no sigas tomando líquido limpiavidrios, que te pega mal mal mal.
Suyo afectísimo... Manco Cretino

Roxy dijo...

Y si, la reestricción en el proceso creativo (literario u otro) es el más fertil.

Qué bueno ke te haya gustado el blog de roxy! Viste qué copado estamos tejiendo la red!!!

Exitos! (la suerte es para mediocres).

Dragon de Azucar dijo...

A mi me pasa que tengo una semana excelente de escritura, y después por un mes cada vez que tomo un lápiz quedo en blanco, mirando la hoja, mirando y pensando, con la mente tan en blanco como el papel. Nada. Luego llega esa semana gloriosa. Y el ciclo vuelve a comenzar...

Saludos

manu dijo...

jajaja es muy divertido esto. es la primera vez que paso, pero me divierte de donde parte tu idea,queja o situación (como quieras llamarlo) y el desarrollo de la misma.

es gracioso cuando se comenta algo que se piensa contar...pero que está escrito, como la novela de sabato "abaddón el exterminador" que en la página 200 (aprox.) cuenta que está escribiendo una novela que piensa titularla "abaddón, el exterminador o el ángel de las tinieblas".

saludos! escribís genial (no soy adulador)

Cloe dijo...

La generación de ideas para escribir, en mi caso es inversamente proporcional a la posibilidad de guardarlas en alguna parte. Grandes pensamientos se han evaporado así. Bah... no tan grandes

Besos

Patto dijo...

«JuanT» y van… ajajaja. No es un escudo, es más una fotografía hecha con el obturador abierto durante 5 minutos de lo pasa en mi cabeza. Un poco borroneado, pero se más o menos el movimiento. Aunque sé que eso no da mucha certeza, porque los siguientes cinco minutos pueden ser totalmente distintos…
NeL!

«Andreievna» y sí, los ideales siempre son más grandes que cualquier acción que se pueda realizar. Pero esa distancia es la que nos motiva a seguir avanzando, a seguir tratando de alcanzar el horizonte!
PD: Muy gratificante! –y esclarecedor-.

«Manquito» aaaaaaaaaaaaaaaw! Me enterneciste, prometo no tomar más de ese frasco!

«Roxy» Así es, grandes enseñanzas de la gran M!
Por un momento dudé quien eras, pero esa aclaración al final disipó todas las dudas.
Exit-dios RoX!

«Dragon de Azucar» Menstruación literaria.
Ojo, yo no se si firmo, tres semanas mediocre a cambio de una de escritura excelente??? Es tentador!

«manu» ¡Bienvenido! ¿Sería algo así como una meta-escritura?

«Cloe» ese es mi terror. Dejarlas caer en el vacío del olvido! Por eso siempre siempre llevo algo que me permita escribir, grabar, dibujar, marcar las ideas en algún lado.

Dragon de Azucar dijo...

Más que tentador es frustrante, porque paso 3/4 del mes sin hacer nada, y el otro 4to no tengo tiempo para hacer todo

Saludos

Patto dijo...

Bueno, podrías buscar otro pasatiempo... como... eh... dibujo!

:P