3 de julio de 2006

Vacios

Cuando el efecto del opio mundialista termina,
cuando no te masturbás con la electrónica zappiana,
cuando esperás en el consultorio desprovisto de revistas,
cuando viajas en el colectivo con un mp3 sin pilas,
cuando estás sólo en tu cama, sin luz ni vela,

¿Qué te queda?
Oh, Eterno...
¿ves ese algo en tu interior?

4 comentarios:

Sebastián dijo...

Si, si. Lo veo claramente, siempre lo he visto. Está bueno verlo, tanto sea en el dolor como en la alegría.
Saludos.

ancestral dijo...

si lo veo, es un espejo magico!

Patto dijo...

Sebastián: Ud. es un contemplador por naturaleza.

Ancestral: ¿Qué ves en el espejo?

Maurus dijo...

Se abre el abismo de lo real de uno mismo. Ese silencio llama a los verdaderos sonidos internos...