17 de abril de 2006

Discriminación

- Che hablé con la portera.
- ¿La petisa?
- Si ésa. Pero no la discrimines.
- Pero es petisa.
- Si, pero no la discrimines.
- Pero... ¡mide 1.48 m!
- Si, pero no la discrimines.
- !MIERDA! ¡es petisa! no la estoy discriminando pedazo de fiambre. Simplemente estoy mencionando una de sus características. No dije que había que matar a todos los petisos...

¿Qué parte no entendés?

4 comentarios:

Carlu* dijo...

jaja
parece una típica conversacion de amigos...

ya se extrañaban los postS!! =)




besos!

Sebastián dijo...

Ah sí, totalmente, están esos con los que no se puede decir nada porque saltan como leche hervida con esas cosas. Esos mismos que después son los peores discriminadores.
Saludos.

Jimena dijo...

Ah bueno... yo me voy a guardar el coment (comentario abreviado no en inglés) y te voy a pasar en limpio mi opinión sobre esto... personalmente...

como prefiero hacer todo en esta vida...

en persona.
yo.
de cuerpo presente

in presentia

Patto dijo...

Eh... cualquier similitud con personas de la vida real es mera coincidencia!